Compartir en redes sociales

Un conmutador telefónico es un equipo electrónico o un software que comunica telefónicamente áreas, ya sean de una empresa, casa u organización. Los puntos que comunica el sistema pueden encontrarse en un mismo edificio, en varias ciudades o bien, en varios países. Así mismo, el conmutador telefónico administra quién o quiénes hacen o reciben llamadas a la red telefónica pública. Los conmutadores modernos pueden recibir líneas telefónicas analógicas, como las que llegan comúnmente a los hogares, líneas digitales (E1), o líneas telefónicas por Internet (SIP), éstas últimas nos permiten contar con un número telefónico de cualquier parte del mundo.

¿Qué puedo conectar?

Dicho de otra forma, un conmutador administra la comunicación telefónica de tu organización. Los equipos modernos pueden integrar todos los medios de comunicación en un único lugar, como:

  • Teléfonos de escritorio para oficinas, los que ahora se conectan a la red LAN por medio de cable ethernet.
  • Smartphones o celulares con apps que permiten hacer llamadas usando 3G o 4G en lugar del número telefónico, así se logra una apariencia más profesional.
  • Líneas celulares utilizando un módem GSM. Le puedes poner un chip celular a tu conmutador.
  • Interconexión con sistemas de mensajería instantánea. Chats privados de tu organización para aumentar productividad.
  • Conectar otros conmutadores de otras regiones para formar una red privada de comunicación.
  • Muchas opciones más…

¿Qué funciones tienen?

La mayoría de las funciones de voz de un conmutador se encuentran muy generalizadas y casi cualquier marca las soporta. Algunos modelos te pedirán realizar una inversión adicional en licenciamiento para contar con ellas, pero sin duda son muy comunes.

  1. Llamadas privadas entre extensiones internas del conmutador, en donde quiera que ellas se encuentren.
  2. Hacer conferencias de 2 o más participantes.
  3. Transferir una llamada a otra extensión o a otro número externo.
  4. Desviar nuestras llamadas a un celular o a un número externo.
  5. Tomar una llamada que está sonando en otro lugar.
  6. Realizar video conferencias o video llamadas.
  7. Contar con un IVR o contestador automático para dar una imagen más corporativa.
  8. Buzones de voz para recibir mensajes y escucharlos posteriormente.
  9. Permisos para marcar por extensión, por destino y con clave.
  10. Realizar las llamadas por el medio más conveniente, es decir, el equipo se programa para escoger el canal más económico o el de mejor calidad dependiendo del destino marcado.
  11. Gestionar las llamadas entrantes, puedes enviarlas a una extensión específica (números directos), o interactuar con una base de datos (Menús o IVRs inteligentes).
  12. Grabación parcial o total de las llamadas.
  13. Registro detallado de llamadas, tanto salientes como entrantes.

Funciones adicionales

Como ya lo he mencionado en otras ocasiones, existen otras ventajas de contar con un conmutador.

  • Confianza a los consumidores. Esto proviene de que al contar con un conmutador, nuestros clientes infieren que contamos con una infraestructura suficiente que lo soporte y, por ende, oficinas y estabilidad económica para mantenerlas.
  • Imagen corporativa. Reforzar nuestra marca o imagen corporativa si nuestro negocio la requiere.
  • Facilita los esfuerzo mercadológicos, no necesitamos dar varios números de contacto, con uno únicamente nos pueden localizar en cualquier lugar.
  • Reportes para auditoría, tanto interna como externa.

Físico o Virtual

En los últimos años, se han lanzado nuevos productos de conmutadores virtuales, lo cuales, están en instalados en la nube y no dependen de tu infraestructura mas que de tu enlace de Internet. Es una tendencia interesante, ya que los proveedores se encargan de las siguientes actividades:

  • Actualización y mantenimiento del software, lo que reduce vulnerabilidades.
  • Luz, aire acondicionado, enlaces de Internet y troncales telefónicas son trasladados al proveedor.
  • Gestión parcial o total de la configuración, tanto del conmutador, como de los teléfonos IP.

Tampoco todo es miel sobre hojuelas, en realidad los conmutadores virtuales tienen un contra: falla del enlace de última milla. Si toda nuestra organización cuenta con un edificio o varios edificios cercanos, tomando en cuenta que se utiliza un servicio de conmutador virtual, si nuestro enlace a Internet tiene un fallo, se vería interrumpida la comunicación telefónica inclusive entre teléfonos del mismo edificio. Es por eso que, la organización debe de revisar si contará con un enlace de respaldo o si decide tener un conmutador físico que garantice por lo menos llamadas internas.

Mi recomendación sería, en campus y edificios de varios niveles, contar con un conmutador en sitio, mientra que para organizaciones más pequeñas hasta de 10 teléfonos, un conmutador virtual sería ideal.

Información adicional

En los diagramas suele representarse con una iconografía similar a la mostrada anteriormente. Además, aunque anteriormente contaba con su propia red, ahora los conmutadores telefónicos se conectan directamente a la red local (LAN).

Espero que ésta información les sea de utilidad y les permita tomar decisiones más acertadas al momento de elegir un equipo de comunicaciones. En posteriores entregas hablaré sobre el proceso de elección de un conmutador para tu organización en específico. Verás que existe un sabor para cada quien.

Agradezco tu amable lectura,

León Ramos


Compartir en redes sociales